2019

Cañón del Río Lobos

Parque Natural del Cañón del Río Lobos

La salida la emprenderemos como va siendo habitual desde el aparcamiento del Siglo XXI donde cargaremos las bicis en el autobús, para salir a las 6:00 el 14 de Julio hacia Ucero (Soria) para una vez que lleguemos allí emprendamos la ruta hacia las 9:00 ± 9:30. Donde recorremos el Cañón del Río Lobos, ese mágico enclave de la península ibérica que según la teoría del escritor Juan Garcia Atienza, está en el centro geográfico de ella.a  En su libro, La mesa secreta de los templarios, escribe:

“El lugar del emplazamiento del convento de Ucero, está, con una ABSOLUTA EXACTITUD, en el eje vertical de la península ibérica; es decir, en la línea recta que divide las dos mitades y que equidista de sus dos puntos extremos, tanto a oriente -el cabo de Creus- como a occidente -el cabo de Finisterre-. Si situamos cuidadosamente el lugar en un mapa, sobre este meridiano imaginario, podremos comprobar que su distancia en línea recta a los dos puntos es de 527 kilómetros y 127 metros”

Ruta BTT por el Parque Natural

Espectacular ruta circular de 55 km
Ida por el Cañón del Río Lobos y vuelta por el Cañón del Arroyo de Valderrueda

La ruta propuesta consiste en recorrer toda la extensión del Cañón del Río Lobos, remontando el curso del río, pasando por la Ermita de San Bartolomé (km 3,5), el Puente de los Siete Ojos (km 11), y continuando hasta Hontoria del Pinar (km 25).

Desde aquí, el camino de vuelta sigue distintos PRs (senderos de pequeño recorrido), atravesando el norte del parque, para entroncar con el GR-86 en Casarejos, bajando por el barranco del arroyo de Valderrueda y vuelta al punto de partida por el río Lobos. En total suma unos 55 km.

Descripción de la ruta
Primer Tramo: Cañón del Río Lobos de Ucero a Hontoria

La ruta empieza y termina en el aparcamiento de Fuente Engomez, justo a la entrada del Cañón cerca del nacedero del río Ucero. Aquí hay un amplio aparcamiento, bar/restaurante, y zonas de merenderos.

El primero tramo entre el Nacedero del Río Ucero y el Puente de los Siete Ojos permite disfrutar de lo más bello de este impresionante paraje, dominado por unas imponentes paredes de caliza cuyas caprichosas formas son custodiadas permanentemente por buitres leonados y otras aves.

Por la Senda del Río hay que ir atentos al camino debido a la gran cantidad de piedras, raíces, lodos y surcos. La dificultad técnica puede aumentar considerablemente en época de lluvias por lo resbaladizo del barro. Las crecidas del río pueden anegar algunos tramos del camino, imposibilitando el paso en algunos momentos. Es necesario cruzar el río en numerosas ocasiones, bien vadeando el agua o bien desmontando y atravesando las piedras pasaderas.

Entre el Puente de los Siete Ojos y Hontoria del Pinar se presenta la parte más técnica, ya que en gran parte se debe circular por senderos estrechos que atraviesan derrubios con piedras sueltas donde se debe mantener la tracción para no parar o caer.

Segundo Tramo: Hontoria del Pinar a Casarejos

En Hontoria del Pinar hay que encontrar la antigua estación de tren para coger el camino de vuelta.

Atravesamos bosques de sabina y pino, muy representativos de la vegetación de estas zonas extremas de la Meseta. Seguimos un camino carretero de rodadas muy poco marcadas, debido al poco uso y a la dureza del suelo.

El encanto de este tramo es la soledad del paraje. Al fondo, en alguna mirada fugaz hacia atrás, podemos divisar la sierra de la Demanda y los Picos de Urbión.

Tercer Tramo: Cañón del Arroyo de Valderrueda y vuelta a Ucero

El tercer tramo discurre por el arroyo de Valderrueda a través de la senda Ibérica Soriana (GR-86). Se trata de un modesto cañón, de paredes mucho menos elevadas que las de su predecesor en la ruta pero de gran encanto, ya que suele estar mucho menos transitado.

Se trata de un sendero fácil, ligeramente en descenso favorable siempre y sin dificultad alguna, con buen piso y bien marcado, siendo sin duda una de las partes más entretenidas y bonitas de este recorrido.

Ruta circular alternativa de 35 km
Cañón hasta Puente de los Siete Ojos y vuelta por Arroyo de Valderrueda

Si se quiere acortar el recorrido, una buena opción sería, una vez llegados al puente de los Siete Ojos, tomar la carretera asfaltada hacia el norte, en dirección a San Leonardo, para luego empalmar con la ruta principal, volviendo por el norte del parque hacia el Cañón de Valderrueda, y así atajar unos 20-25 km.

Por otro lado, si lo que quieres es un paseo más corto por el Cañón, es posible simplemente seguir el curso del río Lobos y dar la vuelta en cualquier punto para volver sobre lo andado.

Cabe señalar, para los ciclistas menos curtidos, que hasta la ermita de San Bartolomé es posible rodar por el asfalto del paseo de coches. Entre el aparcamiento de Valdecea y la ermita, la pista (con firme pero sin asfaltar) se encuentra cerrado al paso de vehículos, lo que convierte este tramo de aproximadamente 1 km en un paseo especialmente recomendable para familias con niños ciclistas.

Observaciones y recomendaciones

La dificultad es una cuestión muy subjetiva y depende de la experiencia, la habilidad y la forma física de cada uno. En esta ruta radica principalmente en los cruces del río y otros obstáculos donde hay que portear la bicicleta. Abundan los tramos en los que se requiere un mínimo de habilidad técnica. La Senda del Río no es un paseo para ciclistas novatos.

La ruta se puede realizar en cualquier época del año, excepto cuando alguna crecida impide el paso. Las lluvias fuertes son escasas pero se pueden producir en cualquier momento del invierno o la primavera, siendo los meses de marzo y abril los más proclives para que se produzcan crecidas. Durante gran parte del año el cauce del río Lobos es un lecho seco, y en la parte baja del Cañón una sucesión de pozas con juncos, nenúfares y ranas.

Es recomendable realizar la ruta a primera hora de la mañana (especialmente en épocas vacacionales) para no coincidir con caminantes en la Senda del Río, sobre todo en las inmediaciones de la ermita, así como para evitar el calor del sol en verano.

El track lo podéis descargar de –> Enlace.

Y os dejo una pequeña información recopilada de Internet.

Declarado Parque Natural en 1.985 para proteger dicha gea, fauna y flora y a su vez facilitar el contacto de los hombres con la naturaleza.

Se trata de un profundo cañón calizo formado por una antigua e intensa erosión del río Lobos, recorriendo más de 25 km. de la Provincia de Soria y Burgos.

Las 10 176 ha que comprende el paraje del Cañón del Río Lobos son territorio de Santa María de las Hoyas, San Leonardo de Yagüe, Casarejos, Herrera de Soria, Nafría de Ucero y Ucero (todos éstos en la provincia de Soria) y Hontoria del Pinar (provincia de Burgos). Fueron declaradas Parque Natural por Decreto de la Junta de Castilla y León 115/1985 de 10 de octubre de 1985, en atención a sus singulares atributos naturales. Posteriormente, en 1987, se declaró ese mismo ámbito Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). En la actualidad está en tramitación un nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales que ampliaría la superficie a 12.244 hectáreas e incluiría terrenos del municipio de Espeja de San Marcelino (Soria).

GEA: La formación más espectacular es el propio Cañón fruto de la doble acción erosiva, de desgaste. El hundimiento del lecho se ha producido al ceder las grutas que previamente había excavado el agua. Este hundimiento ha dejado las zonas cóncavas, también llamadas lermas, que se pueden ver, teñidas por los óxidos, en las paredes del cañón.

Toda el área es un inmenso karst con muchas cuevas y simas, además de sumideros. El sistema de aguas subterráneas y acuíferos es muy completo.

FAUNA: Dado que el acantilado es el paisaje característico del Parque  lo más representativo es  el buitre Leonado. Sin embargo existen otras especies, tales como el águila real, águila pescadora, águila culebrera, halcón peregrino, azor, milano, ratonero, cernícalo, especies propias de ríos y arroyos tales como el ánade real, martín pescador, etc. en cuanto a rapaces diurnas. De las nocturnas destacan: El búho real, búho chico, lechuza, cárabo, mochuelo, etc. Los mamíferos más frecuentes son el corzo, el jabalí, conejo, ardilla, liebre, zorro, garduña y comadreja. La representación en cuanto a anfibios y reptiles puede ir encabezada por las especies de víbora existentes, seguidas por un sinfín de especies de culebras de agua, lagartos, lagartijas y ranas.

FLORA: La población vegetal que habita este espacio natural está compuesta por diferentes especies entre las que destaca los emblemáticos sabinares de sabina albar. Junto a este árbol se pueden ver poblaciones abundantes de pino pudio, quejigo y encina. En los espacios cubiertos de matorral se pueden ver enebros, gayubas y aliagas, que se complementan con tomillo, espliego y salvia.

Las riberas están pobladas por los chopos, alisos, álamos y los sauces y en las aguas hay nenúfares, eneas y lentejuelas.

En el roquedal podemos encontrar especies como la Saxifraga cuneata y la Linaria supina o las conocidas como zapatitos de la virgen y el ombligo de Venus.

RUTAS: En el parque se proponen 15 pequeñas rutas.

Existen áreas recreativas en varios puntos del parque, en el paraje de Siete Ojos, por la entrada de la Galiana, en Hontoria del Pinar, de los Agualinos y la de La fuente del pino, cerca de Santa María de las Hoyas.

Además, hay cinco miradores oficiales en el parque natural: el mirador de Costalago, el mirador de la Lastrilla, el mirador del Castillo, el mirador de la Galiana y el mirador de las Gullurías. A los cuatro primeros se puede acceder en coche, mientras que al último sólo se puede acceder a pie.

La zona más visitada del parque natural del río Lobos es el entorno de la ermita templaria de San Bartolomé. Esta área se encuentra a 3,5 km de la entrada desde la Galiana, en la explanada que se extiende frente a la Cueva Grande, con pinturas rupestres.